Preparación para el Cambio

Carlos Durana Ph.D., M.Ac. practices acupuncture in Reston, Virginia, Bethesda, Maryland and in Washington D.C.

Preparación para el Cambio: dando un paso en la dirección correcta

Hacer cambios importantes en nuestras vidas puede ser a veces más difícil de lo que pensamos.
Con frecuencia, los cambios duraderos ocurren no solo como resultado de una única decisión para actuar, sino como resultado de haber tomado una serie de pasos. En la acupuntura y en otras formas de terapia, no es raro ver personas que dicen que quieren cambiar un determinado comportamiento o problema en particular, sin embargo no están realmente listos o preparados para hacerlo. Las investigaciones estiman que solamente el 20% de las personas que buscan cambiar un comportamiento que los limita o que no es saludable, están realmente preparados para hacerlo.

Muchas personas se lanzan a la acción sin la preparación adecuada, y lo que consiguen es un rápido retroceso a esos viejos comportamientos. El paso para la acción en el proceso de cambio es el único paso para iniciar un cambio y es precedido y seguido por otros pasos. Prochaska, Norcross, y Diclement (2007) en su libro Changing for Good, han trazado un modelo de cambio compuesto por seis etapas; cada una requiere de su propio entendimiento y apoyo.

En la primera etapa, la pre-contemplación. Habrá escuchado numerosas veces de sus amigos o de un doctor, que debe hacer un cambio. En este punto, usted no está dispuesto a hacer nada al respecto; no está abierto al cambio ni está recibiendo información de nadie. El prospecto de cambio parece ser “demasiado trabajo”; los “contras” o costos son sobre-estimados y como resultado ellos pesan más que los “pros” o que los beneficios de cambio. Por ejemplo, si alguien trata de conversar sobre buscar un acupunturista o terapeuta, usted puede pensar en cambiar el tema, o simplemente cambia el tema. Si usted se encuentra en esta etapa, una buena tarea es pensar a menudo sobre el potencial valor (beneficio) que está esperando al cambiar de comportamiento. Por ejemplo, si cree que hacer ejercicios puede ser bueno para usted pero no está convencido sobre como ese beneficio puede tener un mayor peso que el esfuerzo requerido. El educarse e informarse sobre los beneficios que le traerá hacer un cambio, le ayudará a acostumbrarse a la idea de hacer ese cambio así como en avanzar hacia la nueva etapa.

En la etapa de contemplación, usted está pensando ahora sobre tomar una acción pero aun no está listo o no sabe como comenzar. En este momento, los costos y beneficios del cambio pueden sentirse como que son iguales; usted se encuentra indeciso, no tiene una idea clara sobre las dos cosas. Sin embargo, está abierto a nuevas informaciones. Los individuos en esta etapa pueden mejorar su motivación para el cambio reuniendo nueva información, explorando nuevas perspectivas, y aprendiendo de las experiencias de los otros que han hecho cambios similares. Al conectarse con sus valores internos, la contemplación puede mejorar el entusiasmo y la motivación. También sirve de ayuda el pasar un tiempo pensando y visualizando como será su vida después de realizar un cambio – como usted se verá y como se sentirá? Qué estará haciendo de diferente?. Esto también puede revelar necesidades que no han sido satisfechas, obstáculos y preocupaciones que pueden necesitar más exploración y soporte. Todos estos pasos le ayudaran a obtener más confianza en hacer esfuerzos que valgan la pena para el cambio. Podrá darse cuenta de que necesita mejorar sus habilidades y conocimientos. Aproximarse a un entrenador de vida o a un acupunturista puede ayudarle a facilitar esa transición de la contemplación a la preparación.

En la tercera etapa, la preparación, los beneficios ahora parecen superar a los costos. Usted ahora está listo para tomar una acción y puede que ya haya tomado algunos pasos. Esta etapa se trata de construir confianza y la preparación necesaria para enfrentarse a los desafíos y posibles obstáculos que se le puedan presentar al empezar a realizar un cambio. Ahora está preparado para un plan de acción. La preparación adecuada y la disponibilidad le ayudaran a evitar cometer errores; se puede evitar el hecho de comenzar y parar demasiado rápido al tomar una acción para luego no continuarla. Es muy común ver un retroceso después de haber comenzado lo cual puede crear desmotivación, como cuando se comienza una nueva dieta, ejercicios, terapias, etc. Usted se encuentra en esta etapa si usted está muy cerca de tomar los primeros pasos; se siente motivado para aprender nuevas habilidades y para recibir apoyo y está abierto a ocuparse en actividades que lo llevarán hacia la etapa de acción. Ahora está listo para comenzar una clase de cualquier ejercicio físico, para participar en un grupo de apoyo, contactar a un acupunturista y mucho más. Por ejemplo, si usted quiere alimentarse de una manera más saludable, usted ahora estará comprando alimentos sanos y eliminando de su vida la comida chatarra. Usted está construyendo su momento para lanzarse hacia la etapa de acción a medida que hace lo necesario para aceptar los cambios y lidiar con los obstáculos que se le puedan presentar a lo largo del camino. En este momento es conveniente establecer un contrato con usted mismo y establecer metas simples, desarrollar un plan para los pasos que va a tomar junto con un plan de contingencia que se ocupará de resolver los posibles obstáculos. Haga una declaración de compromiso con sus amigos pidiéndoles apoyo, esto le ayudará a alcanzar sus metas con éxito.

Después de la etapa de preparación para la acción, usted se encuentra ahora en la etapa de tomar pasos para la acción; es el momento “hazlo”. La etapa de acción es donde la auto confianza que usted ha conseguido al tomar pequeños pasos preparatorios comienza a crear un compromiso más fuerte para iniciar el cambio. Usted puede haber comenzado a ver un entrenador de vida, o una sesión de acupuntura o quizás ha comenzado a implementar una rutina de ejercicios. El enfoque debe estar en el progreso y no en la perfección. Cuando sea necesario se pueden hacer ajustes a su curso de acción. Usted está siendo más perseverante para superar los obstáculos que puedan hacerle retroceder o inclusive desistir. En este momento es crítico tener un apoyo externo; se beneficiará mucho al tener el reconocimiento de otros sobre su progreso. Encontrará desafíos y puede que pierda un día o dos de ejercicios. Puede que retroceda pero mantenga el foco en su meta, recupérese y continúe. La auto aceptación es clave para el éxito. La visualización ayuda a tener éxito. Puede haber otras personas a las que no les gusten los cambios que usted está realizando, esto va a suceder, y es un obstáculo que tendrá que superar; el excesivo deseo de ser aceptado y querido es un problema. Este es un momento para explorar las fuentes y factores que hacen que este problema o hábito continúe. Pueden surgir ideas e intuiciones. Usted aún no está siendo completamente exitoso en terminar con estos patrones o hábitos, pero a medida que continúa a implementar los nuevos comportamientos, el deseo de cambiar supera el deseo de mantenerse de la misma forma.

Después de seis meses o más de acción, usted avanza hacia la fase de mantenimiento. Sus nuevos comportamientos parecen su nueva rutina y están más integrados a su sentido de identidad, estilo de vida, y vida social. La consistencia en la práctica en este punto aumenta su confianza y fortaleza. Aunque es menor ahora, el riesgo de una recaída puede verse amenazado o desencadenado por el estrés, alguna crisis, un cambio importante en la vida o e inclusive por una pérdida de apoyo emocional. Lo importante es prevenir el retroceso o un regreso a etapas previas, es confiar en su habilidad para cambiar y continuar con el curso de acción a pesar de las adversidades temporales. Al ver los obstáculos como oportunidades para aprender a desarrollar nuevas habilidades y fortalezas, usted alcanzará un punto en el que los viejos hábitos han quedado realmente en el pasado.

Después de dos o más años de mantener nuevo (s) comportamiento (s), usted entra en una etapa de conclusión. Antes de alcanzar esta etapa, es posible que retroceda a etapas previas. La tendencia para volver a los viejos hábitos ha desaparecido por completo. Los cambios que ha hecho reflejan quien es usted ahora. Tiene el conocimiento y habilidades suficientes para aplicar tu aprendizaje en nuevas maneras, en diferentes contextos, bajo estrés; y puede ayudar a otros a realizar cambios similares. Nuevas áreas de desafíos o aprendizaje pueden abrirse ante usted.

Para resumir, el modelo presentado por Prochaska y mi propia experiencia personal y clínica sugieren que al comenzar a hacer un cambio es de sabios ver donde se encuentra en este momento, comenzar desde allí, prepararse para tomar pasos de forma gradual con el apoyo adecuado, y continuar en la dirección que ha escogido. Cualquier progreso significante que tenga tiene un reconocimiento, crecimiento, conocimiento y habilidades.

Changing for Good (2007). Prochaske, James O., Norcross, John C., and Diclemente, Carlo C. Harper & Collins

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*