Primavera

Carlos Durana Ph.D., M.Ac. practices acupuncture in Reston, VA, Bethesda, MD and in Washington D.C.

Abandono

En la Primavera uno duerme
Ausente en la mañana
Después en cualquier lugar
Se escucha a los pájaros cantando

Después de toda la noche
La voz de la tormenta
Y pétalos caen –
Quien sabe cuántos?
Li Po (701-702 A.D.)

Mirando la Primavera

En Estados caídos
Colinas y arroyos son encontrados
Las ciudades tienen Primavera,
La grama y hojas abundan;

Aunque en esos tiempos
Las flores pueden dejar caer lágrimas,
Alejándose de los compañeros,
Las aves tienen miedos escondidos:

El faro se enciende
Ha ligado ahora tres lunas,
Haciendo las noticias en casa
valer diez mil monedas;

Una vieja cabeza y canosa
Marcada con cada percance
Ha menguado su cabello,
No se ajusta a su sombrero!
Tu Fu (757 A.D.)

En el flujo circular de la vida, la hibernación e inactividad del invierno, la energía guardada y regenerada durante el invierno, puede ahora fluir libremente con el impulso explosivo de la primavera. Con su potencial para atesorar y construir nuestros recursos para alimentar las semillas de futuros planes y acciones, el invierno da paso a la visualización de la primavera. De repente, la vida retoña. Bandadas de aves llegan del sur. El hielo se derrite y el agua en los manantiales abunda. La vida se desenvuelve con los brotes de narcisos que emergen indicando un nuevo comienzo. Gradualmente aparecen colores brillantes, hojas delicadas, aromas y flores. La energía almacenada de la primavera, a través de sus impulsos y direcciones, atraviesa y estalla, empujando la vida hacia arriba y hacia afuera. La energía de la primavera y su movimiento tienen el poder de producir vida y el poder de comenzar: el comienzo de los movimientos, la remoción de los obstáculos y la creación del movimiento libre.

Existe una tensión en el esfuerzo de brotar antes de tiempo y de surgir hacia arriba que se adquiere en la primavera. En la China, parte del personaje o símbolo para la primavera es un hombre disparando un arco y una flecha. Hay una tensión y una fuerza en el movimiento de un arco estirado. Esta energía representa la expresión del potencial, la expresión de vida. La semilla atesorada durante el invierno puede ahora comenzar a germinar hacia su desarrollo y destino futuro.

Con el renacimiento de la vida en la primavera hay también esperanza, una orientación hacia la vida que nos mueve con un sentido de dirección, de propósito y optimismo, con la determinación necesaria para alcanzar nuestras metas.

En nosotros ocurre un movimiento similar al de la primavera, particularmente durante esta estación. El tiempo de primavera saca a relucir en nosotros preguntas y desafíos específicos. Como enfrento los comienzos? Al enfrentar obstáculos, como un brote joven, nos doblegamos y seguimos o lo empujamos y movemos hacia arriba? Acepto las barreras que son insuperables, o las empujo hacia afuera haciendo las cosas peor? Soy apropiadamente activo y enérgico? Afirmo mi voluntad para actuar y avanzar? Continuamente retroceso o con frecuencia estoy frustrado o con rabia hostil frente a los obstáculos y adversidades? Me vuelvo oposicional, golpeando mi cabeza contra las situaciones y contra los demás? Enfrento la vida con un sentido de esperanza y dirección, soy decisivo sobre las opciones y esfuerzos de mi vida? Que tan efectivo soy en permitir el despliegue de mi potencial innato hacia su destino y realización? Al encontrar las respuestas a esta preguntas y al encarar estos desafíos, nos podemos beneficiar de la energía y movimiento de la primavera.

El Rio Primaveral

Calor y frio, polvo y amanecer se han reunido uno sobre el otro;
De repente encuentro que han pasado dos años desde que fui al Chung-chou.
A través de mis puertas cerradas no escucho nada sino los tambores de la mañana y la tarde;
Desde mi ventana de arriba todo lo que veo son los barcos que van y vienen.
En vano, los orioles me tientan con su canto para perderse debajo de los árboles floridos;
En vano, la grama me atrae por su color para sentarme al lado del lago.
Solo hay una cosa y uno solo que nunca me canso de ver –
El rio primaveral a medida que se escurre entre las piedras y murmura al pasar las rocas.
Po Chu-I

Su Wen Capítulo 2
(Medicina China Clásica)

Los tres meses de la primavera
Son llamados primavera anticipada y visualización.
El Cielo y la Tierra juntos producen vida,
Y los 10,000 seres están fortificados.

En la noche, cuando uno se va a la cama, al amanecer, cuando uno se levanta.
Uno marca el paso en el patio con grandes pisadas,
El cabello suelto, el cuerpo relajado,
Ejerciendo la voluntad de vivir;
Dar vida y no matar.
Dar y no quitar,
Recompensar y no castigar.

Esta es la forma que es apropiada
Para la energía qi de la primavera.
La que entonces corresponde
Al mantenimiento de la producción de la vida.

Ir en contra de este hecho
Lesionaría el hígado,
Causando enfermedades en el verano debido al frio,
A través de una contribución insuficiente para crecer.
(Larre & Rochat de la Vallee, 1994, p. 6.)
Al Final de la Primavera

La flor del peral cosecha y se transforma en fruta;
Los huevos de golondrinas han empollado en jóvenes aves.
Cuando los cambios de las Estaciones confrontan la mente
Que consuelo nos puede dar la Doctrina e Tao?
Me enseñará a observar que los días y meses vuelan
Sin afligirse porque la Juventud se va;
Si el Mundo Efímero es más que un largo sueño,
No importa si eres joven o viejo.
Pero desde el día que mi amigo se fue de mi lado
Y ha vivido en el exilio en la Ciudad de Chiang-ling,
Hay una cosa que no puedo destruir:
Que de tiempo en tiempo podremos tener la oportunidad de vernos otra vez.
To Yuan Chin (810 A.D.)

El Hígado y la Vesícula Biliar

Desde el punto de vista de la medicina China tradicional, cada una de las cinco estaciones es una concentración de un tipo particular de energía. El paso del tiempo marcado por las estaciones involucra la sucesión de energía de un tipo de energía a otro tipo (Larre, Schatz & Rochat de la Vallee, 1986). Esta misma sucesión, este movimiento, ocurre dentro del ser humano como un principio organizacional de la vida. La energía de la primavera es similar a la energía y funciones del hígado y de la vesícula biliar y sus correspondientes caminos de energía qi. A través de estos órganos, sus energías y las funciones y estructuras asociadas encontramos que la primavera nos trae anticipación dentro de nosotros mismos.

En esta sección exploraremos las funciones y actividades asociadas con el hígado y la vesícula biliar y sus respectivas energías. El símbolo de madera es tradicionalmente usado en la medicina China para abarcar las funciones y actividades asociadas con estos órganos y sus caminos de energía.

Esta funciones, actividades y sus correspondientes partes del cuerpo incluyen:

Físicamente – estructuras y funciones del hígado y de la vesícula biliar, ligamentos, tendones, nervios, ojos, uñas, almacenaje de sangre y bilis, influencias en los músculos y sistema nervioso, el color verde, sabor ácido, desintoxicación/ influencia en el sueño y juega un papel en la menstruación, el movimiento libre y el flujo suave de la energía y los recursos.
La Psicoespiritualidad – nacimiento, renacimiento, comienzo, inicio, expansión, acción, afirmación (avanzar/retroceder), excitación, movimiento direccional de nuestro ser, esperanza, acción de propósito, expresión del potencial innato, lidiar con obstáculos y adversidad, frustración, rabia, opciones, tomar decisiones, planificación, visión, juicio, critica interna y auto negación/auto indulgencia, flujo suave de las emociones, influencia en los sueños, imágenes, imaginación y creatividad.

El hígado

La calidad de la energía de la primavera corresponde a la energía, movimiento y funciones del hígado en la medicina China. Desde el punto de vista de la medicina oriental, por comparación, el hígado tiene varias funciones vitales. Dirige el proceso metabólico de la ruptura y formación de las proteínas, formación de glucosa (azúcar en la sangre) a partir del glicógeno (almidón como azúcares complejos) y el metabolismo de los lípidos (grasas) que se transforman en energía – es un cuarto de maquinas de producción de energía.

Aproximadamente tres partes del cuerpo está constituido de proteínas, proteínas que causan contracción muscular o que ayudan a transportar el oxígeno. Las proteínas son sintetizadas en todas las células del cuerpo; este proceso es controlado por los genes en las células. Las proteínas se forman de once aminoácidos no esenciales y diez aminoácidos esenciales. Hay un límite en la cantidad de proteína que se puede acumular en cada célula. Los aminoácidos en exceso son degradados y usados para producir energía o son retenidos como grasa. Este proceso de degradación es responsabilidad del hígado. Un resultado de la degradación, desaminación de los aminoácidos es la producción de amonio el cual es convertido en urea por el hígado. En ausencia del hígado, el amonio se acumula en la sangre y cerebro conduciendo eventualmente a un estado de coma.

Los productos finales de la digestión de carbohidratos son la glucosa, fructuosa y galactosa. La glucosa es la más abundante de las tres. La velocidad de absorción de glucosa por las células es controlada por la velocidad de la secreción de insulina en el páncreas. Cuando la glucosas es absorbida por las células, puede ser usada inmediatamente para la liberación de energía o puede ser almacenada en las células y en el hígado en la forma de glicógeno (un almidón como el azúcar complejo). El hígado también libera glucosa en la sangre cuando su concentración es muy baja o cuando el cuerpo está listo para la acción. Esta glucosa es derivada del rompimiento del glicógeno almacenado y de la formación de glucosa nueva. El hígado rompe el glicógeno y lo transforma en glucosa; este efecto es llevado a cabo a través de la producción de glucógeno en el páncreas el cual estimula al hígado a liberar glucosa.

El hígado tiene influencia sobre el metabolismo de los lípidos (grasas) al degradar los ácidos grasos en compuestos que pueden ser usados como energía sintetizando triglicéridos a partir de carbohidratos y proteínas y sintetizando otros lípidos a partir de ácidos grasoso tales como el colesterol. Una gran porción del rompimiento de los ácidos grasos ocurre en el hígado. El uso de las grasas por el cuerpo es muy importante. Alrededor del 30% al 50% de los carbohidratos ingeridos en las comidas es convertido en triglicéridos, almacenados y más tarde usados como energía. Alrededor de tres partes de la energía usada por las células es suministrada por los ácidos grasos los cuales resultan de la ruptura de los triglicéridos. Una exceso de la cantidad de carbohidratos ingerida en una comida está disponible para energía o se almacena como glicógeno; el resto se convierte en triglicéridos y se almacena en los tejidos adiposos del cuerpo. La formación de grasa es esencial como un medio para almacenar energía para ser usada después. Una persona normal almacena alrededor de 200 veces más energía en la forma de grasa que en la forma de carbohidrato (Guyton, 1977).

El hígado juega un papel vital en el almacenamiento, liberación y limpieza de la sangre. Debido a que el hígado se expande y comprime, puede almacenar grandes cantidades de sangre, alrededor del 10% del volumen total de sangre. La sangre fluye a través del hígado a una velocidad de 1500 ml por minuto, promediando 29% del total que sale del corazón (Guyton, 1977). El hígado suministra una reserva valiosa de sangre cuando hay un exceso del volumen de sangre, o puede suministrar un volumen extra de sangre cuando hay una disminución del volumen. El hígado también limpia la sangre y la desintoxica de sustancias nocivas que entran en el cuerpo. Las células de Kupffer en el hígado limpian la sangre; por ejemplo, una bacteria que entra en el hígado puede ser atrapada dentro de una centésima de segundo y luego ser digerida (Guyton, 1997).

Las células del hígado también producen la bilis la cual ayuda a la digestión por medio de la absorción de los ácidos grasos y otros lípidos de los intestinos. Finalmente, el hígado en conjunto con los riñones juegan un papel importante en el crecimiento de los huesos y cartílagos a través de la formación de una substancia llamada somatomedina.

El hígado: visto desde la medicina tradicional China

Pero puede e l hígado afectar nuestra psicología – nuestras emociones, nuestro pensamiento y comportamiento además de nuestro cuerpo? Así como el cerebro afecta nuestra psicología, también pueden hacerlo el hígado o el corazón. El estudio de la medicina China enseña que las funciones de nuestro cuerpo, nuestras emociones, nuestra mente y espíritu están profundamente entrelazadas. El alumbramiento y la afirmación de vida de la primavera en nosotros, se manifiesta a través del hígado en la afirmación y dirección de nuestro ser – nuestra habilidad para conocer cuando debemos avanzar o retroceder.

En la Primavera hay un impulso que estalla, un empuje con fuerza de la vida hacia arriba y hacia afuera. Como con la primavera, la energía y el movimiento de la función del hígado permiten que ocurra un brote, una expansión y un desarrollo de la vida y de nuestro potencial interno – nuestras energías heredadas. El hígado lanza el movimiento que permite que ocurra el “desdoblamiento del organismo” (Larre, Schatz & Rocha de la Valle, p. 193). Al reprimir esta manifestación principal de nuestro potencial, nuestro retoño y crecimiento, puede conducirnos al estancamiento, impotencia, rabia y furia.

El despliegue a un nivel físico influye el movimiento muscular, y a un nivel psicológico influye la velocidad del funcionamiento intelectual y emocional así como nuestras habilidades para planificar, evaluar circunstancias e iniciar acciones. La relación del hígado al funcionamiento intelectual es descrito por los Chinos en lenguaje metafórico: el hígado es representado como “un general o comandante en jefe de las fuerzas armadas”, uno que es firme y que valientemente evalúa la situación, analiza las circunstancias y concibe un plan para la acción, haciendo las escogencias cuidadosamente y seleccionando buenas metas y caminos a seguir, alguien que puede transmitir la manifestación de la fuerza y el impulso viable de la vida a través de la acción.

La habilidad de producir imágenes de un plan, alumbrando nuestro talento heredado para actuar y dar respuestas, para remover obstáculos cuando es necesario, como en el movimiento de la primavera – todas son funciones influenciadas por el hígado. La habilidad para evaluar una situación requiere reflexión y especulación, pensamiento anticipado, planificación, ver antes de actuar, ahondar profundamente con el pensamiento. Como un general, esta función del hígado en nosotros nos capacita para planificar con flexibilidad decidiendo de acuerdo a las circunstancias (Larre, Schatz & Rocha de la Valle, 1992). Esta habilidad para planificar y anticipar nos ofrece preparación, protección y defensa de vida. Entonces, esta fuerza puede ser usada como cuando una planta llega y remueve obstáculos, desplegándose y creciendo hacia la luz, algunas veces a la defensiva defensa por medio de la resistencia o de acciones ofensivas. Es un poder agresivo que impulsa la vida hacia adelante permitiendo el desarrollo. Esta es la fuerza de la rabia en su uso apropiado, influenciada por el hígado, en lugar de exaltarse con rabia lo que debilitaría al general. La expresión de esa fuerza a través de la palabra es en la forma de comandos y el sonido es la expresión del grito.

Un balance emocional es vital para nuestra salud, bienestar y para nuestra habilidad de llevar a cabo nuestro (s) propósito (s) en la vida. Por medio de este balance y una circulación libre mejoramos la función del organismo. Los bloqueos y obstrucciones de las emociones producen una patología desde el punto de vista de la medicina China. Uno de los papeles del hígado es asistir en el flujo suave del movimiento y expresión de todas las emociones. Este flujo suave puede verse expresado en un niño que puede pasar de emoción en emoción rápidamente, sin quedarse estancado en una única emoción por un largo período de tiempo. El hígado, particularmente, ayuda en la expresión de la rabia y en la afirmación de ser. En la ausencia de armonía, la afirmación y la rabia se manifiestan con hostilidad, agresividad pasiva y la incapacidad de mantenerse en pié en lugar de retirarse como una forma de hábito. La metáfora o la idea de la madera es usada en la medicina China para describir algunas de las funciones y energéticos del hígado y de la vesícula biliar. Las fibras del ser humano (músculos y tendones), como las fibras de la madera pueden comparar una persona a una planta que camina. Es la persona flexible o rígida, está creciendo y desarrollándose, o está sofocada y reprimida? El crecimiento para las plantas y las personas requiere de flexibilidad, fuerza y acción. El color verde está asociado con el hígado; su cualidad específica para penetrarlo.

Desde el punto de vista de la medicina China, el hígado y sus caminos de energía tienen un papel en el almacenamiento y liberación de sangre. El hígado es responsable por la circulación y el flujo suave de la energía qi. Defiende el cuerpo al remover el estancamiento (substancias nocivas); este último rol es retratado por su ideograma el cual muestra la imagen de un escudo con un eje desde el Cielo o la Tierra, como si el hígado estuviera proporcionando una protección especial mientras está en comunicación con el cielo y la tierra, proporcionando una comunicación y movimiento libres sin obstrucción ni estancamiento. En el movimiento físico, los energéticos del hígado proveen una circulación y flujo libres de la energía y sangre, permitiendo penetración y esparcimiento; es un movimiento de difusión que afecta la fascia (tejido que conecta y rodea los músculos, ligamentos, tendones y músculos). Sus elementos son la acción y el movimiento. El libre flujo de estas energías es particularmente importante durante el desarrollo motor temprano (del nacimiento hasta los tres años de edad) cuando ocurren los grandes pasos en la etapa de movimiento. Como en la primavera, esta energía se trata del poder de comenzar el movimiento y crearlo libre y de la remoción de obstáculos. Los disturbios en estas funciones del hígado causan problemas en las articulaciones y flexión, en iniciar el movimiento, y en los espasmos y temblores.

Las funciones y energías del hígado también influyen en la reproducción sexual y en el ímpetu (los caminos del hígado rodean el pubis y las regiones sexuales) así como el funcionamiento de los ojos tanto físico como espiritualmente como en la visión para saber hacia donde vamos. Con el renacimiento de la vida en la primavera, hay esperanza; y en nosotros la esperanza está influenciada por la función del hígado. El último punto en el camino superficial del hígado es conocido como la Puerta de la Esperanza, un punto útil muchas veces para alguien con una depresión caracterizada principalmente por la falta de esperanza y de visión hacia el futuro.

En la patología del hígado y sus caminos pueden encontrarse problemas relacionados tanto con el exceso como la deficiencia de rabia, planificación, esperanza, asertividad, crecimiento, dirección o visión. Los síntomas físicos pueden incluir ciertos dolores de cabeza y problemas menstruales, dificultades para dormir, espasmos, problemas motores, hipertensión, problemas de visión, ciertas dificultades del habla, etc. La apreciación de nuestro hígado puede ser la base del renacimiento o la esperanza de que nuestra vida esté retoñando. Para encontrar otras asociaciones, ver la tabla sumario o el gráfico circular en la parte de atrás de este manual.

La Vesícula Biliar

La vesícula biliar almacena y libera la bilis producida por el hígado. Psicológicamente, la vesícula biliar y sus caminos están relacionados en la Medicina China con la toma de decisiones y con llevarlas a cabo. Así como el hígado, ellas ejercen cierta influencia en los sistemas nervioso y cerebral, obstrucciones y obstáculos incomparables. Para describir sus funciones, la Medicina China usa la metáfora de un oficial que es un buen guía – justo, exacto, directo, correcto, determinado – uno que manifiesta buen juicio y que tiene la capacidad para dirigir bien. Esta persona como tal puede ver lo que una situación requiere. Físicamente, esta función de la vesícula biliar está relacionada a la función de la faringe. Uno de los caracteres de la vesícula biliar en la medicina China es la idea de hacer un canal donde algo es transportado a través de su propia profundidad. La vesícula biliar y sus caminos de energía toman el poder imaginativo de una flecha la cual cuando es canalizada propiamente expande nuestras fronteras del conocimiento.

Los problemas con estas funciones pueden manifestarse como indecisión, ambivalencia, aprensión en avanzar hacia adelante, en ser demasiado crítico y sentencioso así como con problemas de articulaciones, algunos tipos de dolor de cabeza, visión, etc.

Contact Carlos Durana Ph.D., M.Ac. to schedule acupuncture appointments in Reston, Virginia, Bethesda, Maryland and in Washington D.C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*